Libros que gustan

Nuestro catálogo

Algunos niños, tres perros y más cosas
Ilustrador: Maria Guitart

Lectura recomendada para: 2º Ciclo de Primaria
Género literario: Cuentos y relatos

Sello: Planetalector
Colección: Cometa +8
Páginas: 80
Materia: Literatura castellana   

Comentarios: No hay comentarios

PVP (IVA incluido): 7.00€
Guia de lectura *
Solucionario *
(*) Sólo para usuarios registrados. ¿No tienes cuenta?

Resumen:

Las nueve historias reunidas en este libro descubren los pensamientos y las emociones de los niños; su visión del mundo y de las cosas que los rodean. El sentimiento de abandono impregna las páginas de «La larga siesta de papá», que cuenta cómo un niño tiene que jugar solo porque su padre siempre tiene cosas mejores que hacer. Para que un perro vagabundo no se sienta abandonado, treinta y nueve niños y un anciano se hacen cargo de él en «Cuarenta niños y un perro». La capacidad que tienen los niños y algunos mayores de imaginar o inventar juegos, historias o aparatos conforma el argumento de cuentos como «Una cinta azul de dos palmos y pico», «El dibujante y su hijo una tarde de abril lluvioso» o «Mi Perro Poncho y Malaquiades inventor». En «La memoria de un catalejo», se descubre cómo los objetos tienen recuerdos y conservan en su cristal la imagen de una persona querida, mientras que en «Un señor» se aborda la hipocresía de la gente; y en «Los pájaros», la magia de la naturaleza.

Fragmento:

«Los niños entendieron sin más palabras y bailaron alrededor del alcalde y la alegría se contagió a todos y a todo.
El perro sin amo tiene ahora cuarenta amos a los que ladra y que le ladran a él, porque los perros entienden a los niños  y los niños, si quieren, pueden hablar como los perros.»

Ideas centrales:

  • Las relaciones familiares
  • Las relaciones sociales
  • La naturaleza
  • El juego como fuente de relación y aprendizaje
  • La afectividad
  • El respeto
  • La imaginación creadora

Temas:

Temas

Las relaciones familiares
En los relatos de esta obra se muestran variadas relaciones familiares paternofiliales. Su común denominador es la falta de tiempo y de ganas que tienen los padres para jugar y divertirse con sus hijos y, cuando esto sucede, pretenden que prevalezca su opinión sobre la del niño. Todo lo contrario sucede con las relaciones entre abuelo y nieto, abordadas en «La memoria de un catalejo», junto a  las relaciones de pareja entre el abuelo y la abuela.

Las relaciones sociales
Los adultos no salen bien parados en los cuentos de Juan Farias: son presumidos, rígidos, hipócritas y poco generosos con sus afectos. Sólo se salvan los ancianos, amables y encantadores, que miran la vida con inocencia y ternura. El resto presume del trabajo que desempeña, hace cumplir las normas sin tener en cuenta los sentimientos, tiene miedo del qué dirán; juzga y trata a los demás en función de lo que tienen y no por lo que son...

La naturaleza
Los sucesos que se narran en los cuentos de Juan Farias ocurren, casi siempre, en el exterior de las casas, ya sea en el campo o en la calle, y están asociados al juego, a la diversión y a la relación social. Si el viento y el Sol aparecen como aliados de los niños, las plantas y los animales ofrecen a quien quiera contemplarlo el milagro de la belleza, la vida y la compañía. En varios cuentos aparecen animales que comparten su vida conniños o ancianos, beneficiándose unos y otros de esa mutua compañía.

Valores

El juego como fuente de relación y aprendizaje

  • Distintos relatos de Algunos niños, tres perros y más cosas muestran la necesidad que tienen los niños de jugar: moverse, inventar historias, correr, saltar..., así como de compartir la diversión y la alegría del juego con otros.

La afectividad

  • Este aspecto fundamental de la existencia humana, imprescindible para el desarrollo psicológico del individuo, está presente en todos los cuentos del libro y es el motor que determina la felicidad o la infelicidad de sus personajes: su equilibrio y bienestar emocional. Así, la experiencia desagradable y dolorosa del niño que juega solo con su cometa se contrapone a los sentimientos placenteros del personaje que recuerda con emoción el cariño recibido por su abuelo.

El respeto

  • Hay en los relatos de Juan Farias una actitud de tolerancia y respeto hacia las personas que son diferentes. Idéntica situación se observa para con los animales, compañeros más que acompañantes, amigos más que mascotas.

La imaginación creadora

  • La fantasía, la imaginación y la creatividad proporcionan a algunos personajes del libro múltiples recursos para divertirse o lograr lo que desean. Inventar a partir de una idea; soñar despierto; creer que se puede, o vivir apegado a una fantasía son ingredientes imprescindibles para que la realidad no devore la emoción ni los deseos.

Transversalidad:

  • Lengua castellana y literatura. Vocabulario y construcción del lenguaje literario: lenguaje coloquial, narración en primera persona, la personificación como recurso, el punto de vista alternativo.
  • Conocimiento del medio natural, social y cultural. Características de la naturaleza. Los animales. La vida en el campo. 
  • Educación para la ciudadanía: aprendizaje en el respeto cívico de los espacios públicos. Cuidado responsable de los animales domésticos. La amistad. La familia.

Competencias básicas:

En comunicación lingüística, Social y ciudadana, Para aprender a aprender, Autonomía e iniciativa personal

Contexto literario:

Cuentos y leyendas

Temas y valores:

Sentimientos, Infancia, Justicia, Amistad, Convivencia, Familia, Medioambiental

Más información:

¿Por qué leerlo?

Los cuentos de Juan Farias están impregnados de magia; de la magia del encanto y el hechizo que ejercen sus palabras sobre el lector de cualquier edad. Sus personajes son reales; y las situaciones que plantea, fácilmente reconocibles. Las soluciones a los conflictos -incluso cuando intervienen el viento, el sueño o el tiempo- no dejan de ser naturales. Nada hay en estos cuentos de sobrenatural o fantástico y, sin embargo, la magia siempre los envuelve.

Son mágicas las palabras sencillas que usa el autor para contar sus historias, y que permiten al lector recrear, con pausa y deleite, los instantes y lugares donde suceden los hechos, a descubrir lo verdaderamente esencial e importante de la existencia. También mágico es el sentimiento amoroso que anima sus relatos y que tiene la capacidad de transformar personas y objetos, convirtiéndolos en seres únicos y exclusivos. Son mágicas y sorprendentes las soluciones inesperadas, llenas de afecto, que los personajes dan a los problemas.

Leer a Juan Farias es dejar hablar al corazón, pues lo que cuenta está lleno de certeza. Sus palabras y sus historias reivindican ternura, inocencia e imaginación como puentes para alcanzar la felicidad y hacer felices a los demás.

Además, el trazo de Maria Guitart ilustra de forma maravillosa estos asombrosos relatos.

Después de este libro recomendamos...  

¡Otros de la misma serie!

  • La laguna lumionosa, Joan Manel Gisbert
  • Lluvia de ranas, Ánxela Loureiro
  • La paloma Palometa, Isabel Campos Adrados
  • Un montón de problemas, Terenece Blacker
  • Cómo cazamos al Hombre del Saco, Andreu Martín
  • Cómo cazamos a Drácula, Andreu Martín
  • Beltrán el erizo, Concha López Narváez y Rafael Salmerón
  • Beltrán en el bosque, Concha López Narváez y Rafael Salmerón
  • Clásicos en escena, Carmen Martín Anguita
  • Piel de león. Cuento para bailar, Montserrat del Amo
  • Cuentos para contar. Historias de osos, Montserrat del Amo

Libros relacionados

  • Misteriosos regalos de la noche, Joan Manuel Gisbert

Del mismo autor

  • Un tiesto lleno de lápices, Juan Farias

Comentarios:

¿Quieres dar tu opinión sobre este libro? Inicia sesión para dejar tu comentario.