Libros que gustan

Nuestro catálogo

¿Quieres recibir nuestro newsletter?

Miguel de Cervantes

Miguel de Cervantes nació en Alcalá de Henares en 1547. Su infancia transcurrió entre privaciones en diversas ciudades españolas a causa de los traslados de su padre, un modesto cirujano. Se cree que estudió con los jesuitas en Sevilla y, más tarde, en la Universidad de Salamanca; solo están demostrados sus estudios en Madrid con el humanista J. López de Hoyos en torno a 1568. En 1569 Cervantes aparece en Roma, formando parte de la comitiva del cardenal Acquaviva, escapando, quizá, de la condena por haber herido a otra persona. Recorre toda Italia y en 1570 entra en el ejército español.

Su vida heroica de soldado culmina en la batalla de Lepanto (1571) con la victoria sobre los turcos. Después de curarse, intervino en otras empresas militares y, en 1575, embarcó hacia España con recomendaciones del mismo don Juan de Austria para su ascenso a capitán, pero su barco, la galera Sol, cayó prisionera y fue llevado a Argel, donde sufrió cinco años de cautiverio. En 1580 fue rescatado por los trinitarios mediante el pago de quinientos escudos.

Al serle negado un cargo en América, empieza a escribir sus primeras obras para salir adelante. Nace Isabel de Saavedra, su hija natural, y en 1584 se casa en Esquivias con Catalina Palacios Salazar. Sin medios, pasa a Sevilla, como alcabalero, paras recaudar provisiones para la Armada Invencible: da con sus huesos en la cárcel debido a las irregularidades en las cuentas, le vuelve a ser negado un cargo en América y es estafado por el banquero depositario de los fondos recaudados. Durante alguno de estos encarcelamientos empezó a escribir el Quijote. Después de abandonar Sevilla y de vivir algunas temporadas en Toledo, pasa a Valladolid en torno a 1604 y vuelve a ser encarcelado a causa de la misteriosa muerte de un hombre delante de su casa.

En 1606 se muda a Madrid, de nuevo sede de la Corte. Continúa su labor literaria, pero la penuria económica no le abandonó nunca. Entre 1613 y 1615 aparecen sus Novelas ejemplares, el Viaje al Parnaso, su teatro (Ocho comedias y ocho entremeses) y la segunda parte del Quijote. Murió en Madrid, el 22 de abril de 1616, tres días después de escribir la dedicatoria del Persiles al conde de Lemos en estos términos: "Puesto ya el pie en el estribo, / con las ansias de la muerte, / Gran Señor, esta te escribo. Ayer me dieron la extremaunción y hoy escribo esta. El tiempo es breve, las ansias crecen, las esperanzas menguan, y con todo esto, llevo la vida sobre el deseo que tengo de vivir...".