Libros que gustan

Nuestro catálogo

¿Quieres recibir nuestro newsletter?

Tirso de Molina

Fray Gabriel Téllez nació en Madrid en 1579 ó 1584 (ambas fechas aparecen en su biografía). Siendo muy joven ingresó en la Orden de la Merced y estuvo en América de donde regresó a los dos años para vivir largo tiempo en Toledo, donde fue Superior del convento de los Mercedarios. Se dio a conocer como escritor de comedias con el seudónimo de Tirso de Molina, pero denunciado por su labor teatral dejó de escribir durante diez años. Cultivó todos los géneros en uso en su época y sus obras pueden dividirse en autos sacramentales, comedias religiosas, comedias de historia nacional, comedias de  carácter, comedias de intrigas, las grandes creaciones dramáticas y obras en prosa.

El elemento relevante de su teatro es la creación de caracteres psicológicos, especialmente femeninos. Su larga experiencia como confesor lo llevó a comprender la energía e inteligencia de la mujer enamorada, su resolución e iniciativa en una época en que esta era considerada un ser más débil, falto de autonomía, necesitado de ser protegido y sin saber defenderse ante los ataques seductores de galanes inescrupulosos. Si bien suele poner en boca de sus personajes formas cultas del lenguaje, en su teatro se advierte el empeño por utilizar una mayor naturalidad. En su obra abundan los paralelismos entre la vida temporal y la eterna, entre la vida religiosa y mundana, entre amores místicos y profanos. Muere en Almazán (Soria) en 1648.